Obispos

Pedro de León, (c.1560), Obispo de Fosanno

Obispo de Fosanno

Nacido en Colmenar de Oreja, siguió la carrera eclesiástica. En Italia trabó amistad con el duque de Saboya, cuya estirpe poseía desde el año 1534 la ciudad de Fossano, en el Piamonte, al ser erigida sede episcopal en 1592, fue nombrado obispo el padre Camilo Dananeo, que la rigió hasta su muerte, ocurrida en el año 1600. Al quedar vacante la silla episcopal resultó nombrado obispo de Fossano don Pedro de León.

Se trasladó a España. El 23 de enero de 1608, hallándose gravemente enfermo, otorgó un poder a favor del capellán de S.M. don Diego de Guzmán, que conocía todas sus voluntades, entre las que primaba la de que toda su hacienda se empleara en "renta cierta y segura", para con ella edificar y labrar una capilla en la iglesia parroquial de su villa natal.

​A ella, una vez acabada, deberían ser trasladados su "cuerpo y huesos" desde el Monasterio franciscano de San Bernardo, de Colmenar de Oreja, donde disponía que fuere depositado su cuerpo una vez fallecido.
 
La capilla debía tener un "clérigo de buena misa, de buena vida y costumbres" quien "diría, o haría decir una misa rezada cada día, en perpetuidad" en la capilla, por el alma del obispo, la de sus padres, hermanos y personas con las que don Pedro tenía obligación. Con la renta sobrante, fundaba una "obra pía" para que los "estudiantes, hijos y descendientes" de los deudos y parientes que tenía el obispo en las villas de Colmenar de Oreja, Chichón, Esquivias y otros lugares de la comarca, "pudieran estudiar en una universidad,

Estudio de su Sepulcro...

Francisco de la Cuesta, (1661) obispo de Solsona

Francisco de la Cuesta

Nació en Colmenar de Oreja en el año 1658, realizó sus primeros estudios de Teología en el convento de San Bernardino de Sena de Colmenar. Posteriormente ingresó en La Orden Jerónima alcanzando el grado de Doctor en Teología y siendo nombrado predicador de Su Majestad el Rey.
 
Tras pasar más de 30 años de su vida en el monasterio de San Lorenzo del Escorial, fue nombrado Arzobispo de Manila en 1706 y fue consagrado en México el 12 de agosto de 1707.
 
Como arzobispo, trató de hacer cumplir la visitación episcopal por orden del Papa Clemente XI, pero fue rechazada por los frailes. Como resultado, se vio obligado a esperar a que sus informes llegasen a Roma.
 
De la Cuesta entró en conflicto con Fernando Bustamante, el Gobernador General en ese momento. La tensión llegó a su clímax cuando los soldados del gobernador irrumpieron en la Catedral de Manila, violando así el derecho de asilo. 
 
La violación se debió a las órdenes del gobernador para recuperar los inventarios del gobierno y los documentos oficiales en poder de un notario público que por entonces refugiado en la catedral.  La serie de problemas con los eclesiásticos condujo a la detención y encarcelamiento del arzobispo, los frailes dominicos, y todos los otros clérigos que apoyan al Arzobispo.
 
El 11 de octubre de 1719, según el relato popular, hermanos enojados dirigidos por los franciscanos, dominicos y agustinos promovió un asedio en el Palacio del Gobernador como una muestra de apoyo al arzobispo encarcelado.  En el terror y la confusión de los guardias del palacio, el ahora indefenso Bustamante y su hijo fue asesinado. De la Cuesta fue puesto en libertad después
El 25 de julio de 1721, fue destituido por el rey de España, debido a la muerte de Fernando Bustamante y fue trasladado a Michoacán, México. Fue consagrado como obispo de Michoacán el 18 de abril de 1724. Murió un mes después 30 de mayo 1724 a la edad de 63 años.

© Copyright SiteName. Todos los derechos reservados.
Juan  Rodriguez Duran