Picador y Cuadra Caballos de picar

Israel de Pedro Pastor

Israel de Pedro

Picador de toros nacido el 15 de Agosto de 1973 en Madrid, al ser toda su familia paterna de Colmenar de Oreja, paso todos los veranos de su infancia en dicha ciudad donde hizo y mantiene gran cantidad de amigos. Como todos los Colmenaretes siente una gran devoción por su patrón “El Cristo del Humilladero” cuya imagen lleva siempre encima cuando torea.

Desde que calzó por vez primera la mona hasta la actualidad, ha formado parte de la cuadrilla de importantes matadores como Uceda Leal, David Mora, Iván Fandiño o Javier Jiménez entre otros, toreando en las principales plazas de España, Francia, Perú, etc., obteniendo en San Isidro 2007, el premio al mejor picador.

La Suerte de Varas

Israel3
Se realiza a caballo y sirve para medir la bravura del animal, asi como para dosificar sus fuerzas para el resto de la lidia. El picador se sirve de la puya para hacer sangrar al toro y comprobar su reacción ante el castigo. También le resta acometividad a su embestida.
La indumentaria e instrumentos del picador son: 

Castoreño: Sombrero rígido confeccionado con pelo de castor y de color miel. Se adorna con la moña.
 
Chaquetilla: Bordada en oro pero sin alamares. Lleva protectores en los brazos.

Calzona: Pantalón hecho de gamuza, color hueso y corto. 

Puya: Se coloca al extremo de una vara y tiene forma de pirámide triangular, con 29 mm. de alto y 20 mm. de base de cada triángulo. Una cruceta evita que la puya penetre en la piel del toro más de lo debido. 

Peto: Protección del caballo, formada por dos lonas impermeabilizadas, rellenas de algodón.
 
Hierros: Son las armaduras que se utilizan para proteger las piernas del picador. 

  • Gregoriana o mona: Protege la pierna derecha de las cornadas del toro.
  • Monilla: Protege la pierna izquierda de los posibles choques con la barrera a causa de los empujes del toro.
El desarrollo de la suerte se divide en tres etapas básicas: cita, encuentro y salida. Cuando el picador cita, los toreros y auxiliares se sitúan a la izquierda del caballo. 

CITA: Se llama la atención del morlaco intentando que embista al caballo. Lo más artístico es coger el palo corto y hacerlo deslizar por la mano ('tirar el palo'), intentando detener al toro, adelantando la vara, antes de que choque con el peto. 

ENCUENTRO: Se señala el puyazo y se carga el castigo. La puya hará sangrar al toro a la altura del morrillo. Su reacción ante el castigo es fundamental para evaluar la bravura del toro. Si es manso suele huir. Se debe embestir 3 veces al caballo. 

SALIDA: Cuando el toro ha recibido el puyazo, hay que dejarlo salir, siendo muy importante no cerrarle esta opción. Una vez que el toro sale del castigo, los toreros comprueban el estado en que ha quedado y si es necesario un nuevo encuentro con el caballo. 

La suerte de varas es absolutamente necesaria en una corrida de toros y aún lo es más en el momento de la tienta en el campo, sean hembras o machos, para elegir a los futuros progenitores de la ganadería. Aunque puede parecer baladí tener que explicar a estas alturas qué es la suerte de varas y para qué sirve, no está de más recordarlo

Israel2
La suerte de varas como ya hemos dicho, sirve para medir la bravura del animal y comprobar si se crece o no ante el castigo. Tiene que entrar al menos dos veces al caballo porque la primera no sabe con qué se va a encontrar. El caballo y el peto tienen que ser ligeros. Se deberá dosificar el castigo, que se tiene que aplicar de forma medida y en varias veces. Dice el reglamento nacional de 1996 que el picador ejecutará la suerte obligando a la res por derecho-y por la derecha-, quedando prohibido barrenar, tapar la salida de la res, girar alrededor de la misma, insistir o mantener el castigo incorrectamente aplicado. El picador debe lanzar la puya que debe caer en el morrillo –en la parte final del mismo- y no en la cruz y, menos aún, en la parte dorsal y caída de la espalda, ya que la proximidad de la piel a las vértebras de la columna, le ocasionaría un gran daño muscular y en los nervios de la zona. 

Se trata de frenar con el palo la acometida del animal y no dañar con la puya los músculos de las paletillas y de la espalda, así como las terminaciones nerviosas de la columna. Al contrario, se pretende ahormar y acondicionar la embestida del toro, hacer que se descuelgue del cuello, evitar el cabeceo a un lado y a otro, rebajar el poder del animal para la faena de muleta y descongestionarlo con la liberación de una cantidad prudencial de sangre, no más allá de 2-3 litros, de un total de unos 40-50 litros que posee un toro de 500-600 kilogramos de peso.

Picar en el morrillo y no en la cruz y, peor aún, más atrás y caído no es un capricho, es una necesidad, rayando en la obligación. El morrillo -los antiguos le llamaban cerviguillo- es un carácter sexual secundario de los machos bovinos enteros, donde se puede llegar a acumular una importante masa muscular (músculos trapecio y romboides cervicales, principalmente) y hasta varios centímetros de grasa subcutánea.

Los caballos de picar

Camaron
Los caballos de picar, "limpios" es decir, sin equipar, no pueden tener un peso inferior a 450 kilos, ni superior a 6oo kilos, se autoriza excepcionalmente que el caballo pueda tener hasta 65o kilos, cuando se lidian toros con un peso superior de 550 kilos.

Desde el año 1.992 que se redujo el peso del peto a un máximo de 30 kilos y un mínimo de 25 kilos, que los estribos serán de los llamados de "barco", sin arista que puedan dañar a las reses, pudiendo cambiarse el izquierdo por los denominados vaqueros.

La suerte de varas en las plazas de 1ª el presidente no cambia el tercio, hasta que el toro no vaya dos veces al caballo, aunque el torero lo solicite el cambio en el primer puyazo, creyendo que no aguanta el 2º o el torero necesite más empuje en el toro, para desarrollar su toreo. Como no se reúnen y arreglan el reglamento, pues si el presidente dice que no, es que no aunque sea en perjuicio del espectáculo y si el torero que es quien se juega la "vida y su dinero" no tiene ni voz ni voto, hasta que no se modifique el reglamento, o se deje de comprar toros inútiles para la lidia, lo que si es verdad que parece es incomprensible esto en el siglo XXI.

Caballos de Picar "Israel de Pedro"

Loo Israel de Pedro

El 18 de octubre de 2013 Israel de Pedro crea la primera cuadra de caballos de picar de Castilla y León. El objetivo de este proyecto es poseer un conjunto de animales muy domados, ágiles, con mucha movilidad para que los picadores puedan realizar su labor lo mejor posible; y esto significa que la suerte de varas recupere la importancia que se merece.

Además de la cuadra, con la ayuda de distintos profesionales del mundo del toro, la idea es crear un grupo de monosabios segovianos a partir de los muchos aficionados al toro y al caballo que existen en la zona

Entrenamiento y preparación de un caballo para picar

Antes de empezar a describir el proceso que se lleva a cabo para convertir un caballo normal en uno de picar, queremos expresar como primer requisito indispensable que siempre hemos de buscar caballos con unas aptitudes que nos demuestren en su comportamiento una gran nobleza y entrega en el trabajo, para poder llegar a conseguir caballos con unas características propias para hacer la suerte de varas.

El proceso de doma lo dividimos en seis etapas fundamentales, las cuales son:

Israel4

1) -Etapa

La doma del caballo comienza, dándole cuerda en el picadero, para posteriormente irlo montando diariamente. Para ello, se utilizan las monturas vaqueras con fundas de piel que son las mismas que se usan en las plazas y un tipo de cabezada con bocado portugués. Buscamos que el caballo vaya siempre al paso, que obedezca sin protestar a los cambios de ritmo, flexiones de cuello, giros a derecha e izquierda y sobre todo el paso atrás. Todos estos, son movimientos que el caballo debe hacer con soltura y agilidad, mostrándose lo más obediente posible a las órdenes del jinete.

Israel5

2) -Etapa

Una vez, que se vea en el caballo una evolución positiva en los ejercicios realizados, pasamos a colocarle un pañuelo en la cara tapándole el ojo derecho, con objeto de que se acostumbre a trabajar con el ojo tapado como posteriormente tendrá que hacerlo en la plaza.

3) -Etapa

Posteriormente se le van colocando los aparejos que llevará el caballo para protegerse de las embestidas de los toros, éstas serán: los manguitos y el peto. En un principio, le colocamos los manguitos, para que el caballo trabaje y se acostumbre andar con ellos. Posteriormente pasamos a vestirlo con el peto. Hasta que el caballo no está acostumbrado a moverse con el peto con agilidad, no empezamos con la siguiente etapa.

Israel6

4) -Etapa

Es una etapa muy importante en el proceso de evaluación del caballo, ya que en su comportamiento sabremos si el caballo podrá ser válido o no para la suerte de varas. Se trata de una vez está el caballo completamente aparejado con el peto, se le empuja por el lado derecho entre cuatro y cinco personas simulando las embestidas del toro. Esta acción se repetirá varias veces hasta el día de su debut.

5) -Etapa

Si todo este proceso, se ha realizado satisfactoriamente comenzamos a prepararlo, ahora si, con ganado bravo. Es entonces cuando empezamos, a probar al caballo en los tentaderos ante becerras de dos años y observamos una serie de criterios evaluativos para saber:


Israel7

-Si el caballo se agarra bien en los posteriores
-Si se gira bien al lado derecho
-Si anda con rectitud el paso atrás
-Si no rehúsa el encuentro
-Si no se asusta de bufido de la becerra
-Si el caballo se vuelca en la suerte

Con todo esto iremos sabiendo si el caballo cumple las características necesarias para hacer la suerte de varas con torería e irse acostumbrando a las futuras embestidas del toro.

Israel8

6) –Etapa

Superada la prueba de las becerras, pasamos a probarlo nuevamente en el campo y esta vez, ante un novillo toro, para comprobar sus reacciones y ver los mismos conceptos de evaluación que hemos seguido en la anterior etapa. Si vemos que el caballo es apto, empezamos a probarlo en novilladas y festivales con público. Es ahora, cuando vemos la fuerza real de cada caballo y la dimensión que pueden dar, puesto que, ya conocen el oficio perfectamente. Es entonces cuando se le lleva a corridas de toros por los pueblos hasta terminar todo el proceso de doma.


Monosabios

Todo este proceso puede durar, de uno a dos años dependiendo del carácter y comportamiento de cada caballo en cada una de las etapas que hemos descrito. La doma del caballo de picar, se asemeja muy mucho a la carrera de cualquier torero, primero se forjan en plazas de menor envergadura hasta que están preparados para dar el salto definitivo a las plazas de mayor responsabilidad que son las que les catalogarán de gran torero y en nuestro caso de un gran caballo torero. 

(Datos tomados de: http://www.caballosdepicar.com/)

Los Monosabios, una figura importante en la Suerte de Varas


Datos de contacto: 

Facebook: "Cuadra Israel de Pedro"

Twitter: "@CuadraIsraeldP" 

Telefono de contacto: 661550031 

Correo: cuadrapicarsegovia@gmail.com 

Web: http://caballosdepicarsegovia.blogspot.com.es/

© Copyright SiteName. Todos los derechos reservados.
Juan Rodríguez Duran