Platos tipicos y sus recetas

Patatas Chulas

Chulas
Se cortan las patatas en rodajas un poquito gruesas .

En un caldero vertemos abundante aceite de oliva virgen nuevo, y sin esperar a que se caliente, se echan las patatas, que saldrán entre cocidas y fritas. Una vez fuera se dejan reposar en amplia fuente, y se rocían con ajo y perejil picado y sal al gusto (también admiten, un chorrito de vinagre). 

Carne al desarreglo

Carne al desarreglo
Se fríe cebolla en el caldero, y sin que llegue a dorarse, se le añaden trozos de ternera sazonada en tacos no muy grandes, el fuego no debe estar muy fuerte para que no arrebate la carne y esta se guise " lentamente" con objeto de que la carne disfrute de su jugo.

Cuando la carne esta dorada se añaden bastantes ajos sin pelar, y una vez consumido el jugo de la carne se le añade vino blanco de Colmenar hasta que cubra totalmente la carne del guiso y se seguirá haciendo lentamente. Cuando se consume el vino, se añade medio kilo de tomate sin piel y se deja a fuego lento hasta que la carne este tierna y termine de hacerse. (en algunos casos, según el cocinero, también se hace sin la cebolla).

Breve anécdota sobre el nombre de DESARREGLO
Cuentan que las mujeres preparaban antaño, en la vega junto al tajo, este maravilloso guiso mientras los hombres hacían las tareas propias del campo. Como su preparación duraba buena parte de la mañana, cada vez que alguien se acercaba al caldero sentía la tentación de echar mano a la navaja y llevarse a la boca una tajada. Como eran muchos los que notaban el olorcillo, también eran muchos los trozos que desaparecían, así que cuando la cocinera llegaba a la lumbre a retirarlo, veía la merma, y siempre se oía el mismo lamento "pero que desarreglo me habéis hecho" tomando por ello el guiso el nombre de DESARREGLO 

Pisto vaquero

Calderos
Este guiso se prepara todo en crudo, para ello contaremos con los siguientes ingredientes: 1Kg de carne de ternera en tacos no muy grandes, similares a los del desarreglo , 1/2Kg de tomates rojos, pelados y troceados y 1/2Kg de pimientos verdes partidos 
Sin estar el caldero aún en el fuego, y ya con aceite de oliva, se le añaden todos estos ingredientes además de la sal. Después se arrimará al fuego muy lentamente se irá haciendo el guiso en su propio jugo. 

Pozas 

Pozas
Se preparan normalmente con pan candeal o de orejas, y quitando la miga se pone en su interior un preparado de aceite de oliva virgen , cebolla y tomate muy picado, pimentón y sal.

Se puede rociar con escabeche también muy picado, este es un almuerzo muy barato y de campo, que habrá de comerse con ayuda de una navaja, que se encargara de ir rebanado el brocal de la poza. 

Pelotas de fraile 

Pelotas
En un recipiente grande echar:

3 huevos
1 vaso de leche (200 cl)
1 vaso de azúcar (200 cl)
1 vaso de aceite FRITO ( no crudo) sin rebosar (200 cl)




1 vaso de vino blanco sin rebosar (200 cl)
1 vaso de gaseosa o sifón (200 cl)
Ralladura de un limón
Un poquito de anís en grano
150 gramos de Levadura de pan (levadura de panadería)
2 kilos de harina (sobrará algo para espolvorear)

Se mezclan todos los ingredientes en el orden indicado, teniendo especial cuidado con la harina, que se echará poco a poco hasta que no se pueda mezclar en el recipiente, entonces se sacará a la mesa espolvoreada de harina y se mezclará (amasando) con el resto de harina hasta tener una masa que no se pegue en las manos (no hacerla muy dura).

Espolvoreamos de harina la mesa sin escatimar y tomando pequeñas porciones de la masa se hacen pelotas del tamaño de un huevo aproximadamente y se van poniendo sobre la mesa separadas entre sí unos 10 centímetros aproximadamente (4 dedos) para cuando la masa fermente no se peguen entre sí.

Se deja que suban tapadas con un paño ( la habitación debe tener una buena temperatura) , cuando hayan subido (entre media hora y tres cuartos de hora dependiendo de la temperatura de la habitación) se fríen en una sartén grande con aceite (el aceite no debe estar ni muy flojo para que no absorban mucho aceite, ni muy fuerte para dejarlas crudas por dentro) al cogerlas se debe tener cuidado para que no se bajen

Una vez fritas se ponen en papel de cocina para que absorba el aceite y se espolvorea sobre ellas azúcar.

Rosquillas Caseras

Rosquillas

Ingredientes:   2 huevos, 3 cucharadas de aceite, 150 gramos de azúcar, 1/2 kl de harina, 1 cucharada de royal, 1 copita de anís, ralladura de limón. (El aceite debe ser frito y frío)


Cómo Preparar las Rosquillas: En un bol, echamos los huevos y el azúcar y batimos con fuerza hasta que quede un líquido fluido y un poco espumoso. Añadimos el aceite y el anís, y seguimos batiendo con energía. Por último incorporamos la ralladura de un limón, y volvemos a batir.

Se va incorporando poco a poco la harina, en la que se habrá mezclado el royal (levadura en polvo) y se amasa bien hasta que forme una masa como la del pan (es preferible no emplear de una vez toda la harina, si se ve que queda blanda la masa, se echa el resto).

Cuando la masa ya no se pegue a los laterales del bol, la ponemos encima de la mesa donde antes hemos echado un poco de harina, y seguimos amasando un poco más, hasta que se despegue de las manos, y esté consistente. La dejamos reposar media hora a temperatura ambiente.

Pasado este tiempo, hacemos palitos con la masa, de un centímetro de grosor, y le damos la forma de rosquillas.
Calentamos aceite abundante en una sartén. Cuando esté caliente, echamos las rosquillas y las freímos, hasta que estén doradas por ambas caras. Es importante que el aceite esté bien caliente, pero no demasiado, porque si no se queman.

Una vez fritas se ponen en papel de cocina para que absorba el aceite y estando aún calientes se espolvorea


Pestiños

Pestiños

Ingredientes:: 1 Taza de harina, 1 Taza de azúcar, 1 Taza de aceite, 1 Taza de vino blanco, Ralladura de limón, un chorrito de anís, un poquito de bicarbonato y anís en grano.

Modo de elaboración: Se mezclan en un bol todos los ingredientes hasta hacer una masa uniforme y consistente como la del pan, este preparado se tapa con un paño y de deja reposar durante media hora aproximadamente. Transcurrido ese tiempo, se coge un trozo de masa y se estira con un rodillo o una botella de cristal. 

A continuación, se va cortando la masa a trozos con un cuchillo, procurando darles forma de rectángulo o romboide. Finalmente, se fríen en abundante aceite de oliva bien caliente hasta que adquieran un tono dorado. Se sirven espolvoreados en azúcar o mojados en miel, a gusto de cada cual.


Limoncillo

Limoncillo


Una buena comida en Colmenar de Oreja, no puede terminar sin el típico limoncillo, un aguardiente de unos 24º cuyo peculiar aroma y color, pro­ceden de la maceración de la cáscara del limón  durante una decena de días.

Se trata de una bebida estimulante y digestiva muy agradable para las sobremesas.


© Copyright SiteName. Todos los derechos reservados.
Juan Rodríguez Duran