Curiosidades

Pedro Rojas de Ayala y Velasco

Conde de Colmenar de Oreja
II Conde de Colmenar de Oreja (1653-1662) y VIII de Fuensalida (1662-1667), Capitán de Caballos (1656-59), Maestre de Campo (1659-61), Capitán de Guardas Viejas de Castilla(1662-67)

Hijo primogénito de Bernardino de Velasco Rojas y Ayala, I conde de Colmenar de Oreja (1625-1653), VII conde de Fuensalida (1650-1662) y de su primera esposa, Isabel de Velasco y Benavides, hija del marqués de Fromista, con quien había casado en el Palacio Real el 11 de noviembre de 1633. Fue conocido como Francisco de Velasco hasta que sucedió en el condado de Fuensalida, momento en que cambió sus apellidos.

Sabemos que comenzó a servir en 1650, porque desde aquel mismo año ordenó Felipe IV que, mientras lo hiciera “en guerra viva”, se eximiera al condado de Colmenar de pago de lanzas por sus rentas. Dicho título fue creado para su padre en 1625, pero al heredar éste de su tío el condado de Fuensalida, solicitó del rey permiso para transferirlo a su primogénito, lo que obtuvo en 1653. Ahora bien, Francisco no pudo nacer, como pronto, antes del otoño de 1634, ¿qué puesto pudo haber servido en “guerra viva” con apenas 15 años de edad y apenas ceñido el estoque?

Lo más probable es que sirviera en la compañía de las Guardas Viejas de Castilla de su padre, que andando el tiempo heredaría. En cambio, la patente de su concesión, expedida el 10 de octubre de 1662, hace breve enumeración de sus méritos y señala que sirvió en Milán y Flandes desde 1653 a 1661. En Milán lo hizo desde 1653 hasta 1656, a las órdenes de su tío materno, el marqués de Caracena, a quien acompañaría después a Flandes junto a D. Juan de Austria, nuevo gobernador de aquellos Estados, que apenas recién llegado, y por patente de 18 de mayo de 1656, le designó como capitán de la compañía de arcabuceros a caballo de sus guardias.

Sabemos que sucedió en dicha compañía a Jerónimo de Noronha, conde de Castelo Mendo, futuro capitán general de Ceuta, y que la retuvo hasta diciembre de 1659, en que le sucedió D. Gonzalo de la Guerra. Francisco había sido promovido al empleo de Maestre de campo de infantería española y pasó a mandar el tercio que tuvo Diego de Goñi y Peralta, el más antiguo de la infantería española de Flandes y el único que sobrevivía de cuando llegó a los Estados con el duque de Alba. Pero lo mandó apenas 15 meses porque quería servir en “guerra viva” y en Flandes ya no la había; por eso, su tío le concedió licencia para irse a España en abril de 1661.
En España halló a su padre enfermo y hubo de atender a la sucesión de su casa y tomar estado antes de regresar al ejército. Fallecido el padre (12. I.1662) y casado con doña Juana de Silva, hija del marqués de Almenara, volvió a servir a las órdenes de Juan de Austria en Portugal, en la desastrosa batalla de Ameixial (8.VI.1663), cerca de Estremoz, que tornaría efímera la precedente conquista de Évora. También lo hizo a las órdenes de su tío, el marqués de Caracena, que no mejoró la suerte de D. Juan y volvió a ser vencido en Montes Claros (17.VI.1665), entre Villa Viçosa y Estremoz. Herido en esta batalla, se retiró a su casa, pero no logró sanar. No tuvo postridad en su esposa y le sucedió en sus títulos y estados su hermano Antonio de Velasco Ayala y Cárdenas, IX conde de Fuensalida y III de Colmenar, que el 11.X.1667 comunicaba a la Cámara de Castilla la muerte de su hermano y haberle sucedido en su Casa.

© JUAN L. SÁNCHEZ (Researching & Dragona)
-oOo-

Cayetano Brunetti (1744-1798)

Gaetano Brunetti
Cayetano Brunetti (conocido también como Gaetano Brunetti) nació en 1744 en la ciudad de Fano, en la costa adriática de Italia, hijo de Stefano Brunetti y de Vittoria Perusini. A pesar de un posible periodo de formación en Urbino como alumno de violín de Carlo Tessarini o en Livorno como discípulo de Pietro Nardini, Brunetti se encuentra en Madrid al menos desde el 23 de junio de 1760, con 16 o 17 años. Dan fe de ello las actas de una oposición para una plaza de violín en la Real Capilla en las que ya aparece como un consumado violinista.

Pero su vida no se estabiliza hasta 1762, con la entrada en la orquesta del Coliseo de la Cruz, por el cual escribe su primera obra conocida, la música para la comedia García del Castañal de Francisco de Rojas Zorrilla, y el matrimonio con Saturnina de Soria el 27 de noviembre del mismo año. Conocemos a cuatro hijos de este matrimonio: Juan (c.1765-1784), Francisco (c.1765-1834), Manuel Isaac (1779-1789) y Luisa (1781-1832), casada más tarde con el violinista Francesco Vaccari.

Un nuevo cambio se produce en 1767 al ganar una plaza de violinista en la Real Capilla de Carlos III. Empieza entonces una carrera ascendente basada en la acumulación de responsabilidades dentro del mundo musical de la Corte: maestro de violín del Príncipe de Asturias (1770), músico del Cuarto del Príncipe (1771), encargado de la parte musical de les festividades en Aranjuez (al menos desde 1778), músico de la Real Cámara con el ascenso de Carlos IV (1789) y finalmente director de la Real Cámara (1796).

Su actividad decae en torno a 1797 debido a la larga enfermedad que lo llevará a la muerte y a la desaparición de Saturnina de Soria el 30 de marzo de 1798. Poco antes de su propia muerte en Colmenar de Oreja el 16 de diciembre de 1798, Brunetti se casa en segundas nupcias con Juana del Río, probablemente para poder dejar a su nueva esposa una pensión de viudedad en atención "a los muchos favores que tiene recibidos de la expresada Juana del Río [...], con otros superiores motivos que en sí reserva".

Cayetano Brunetti es uno de los compositores más importantes de la segunda mitad del siglo XVIII en España. Su obra comprende abundante música de cámara (sonatas para violín solo, dúos, tríos, cuartetos, quintetos, sextetos) y música sinfónica. Los cuartetos del Ms. 1636 fueron compuestos a mediados de los años 80 del siglo XVIII. El catálogo de Gaetano Brunetti establecido por Germán Labrador comprende 346 obras, pero sabemos que hay al menos otras 78 perdidas, lo que elevaría el total a 424.

-oOo-

RASTROS DE LA INQUISICIÓN en Colmenar de Oreja

La inquisicion
En el número 6 de la calle del Arco, en Colmenar de Oreja (Madrid), cerca del convento de la Encarnación en  la plaza de la Solana,  puede verse un escudo nobiliario en bastante buen estado.

No hay referencias a que haya sido movido de su situación original, aunque seguramente en algún periodo ha debido estar tapado, al ser afectado por las reformas que haya tenido la fachada y la casa en que se encuentra, o simplemente por efecto del tiempo transcurrido.

En el centro del escudo podemos ver que aparecen la cruz, la espada y la rama de olivo, símbolos del Santo Oficio. La espada representa el trato hacia los que se alejan de la doctrina, la rama de olivo (que de lejos asemeja una palma) representa la reconciliación hacia los que vuelven. Contiene también en su parte superior e inferior, otros signos que, con mis escasos conocimientos de heráldica, desconozco a que familia pueden corresponder (cualquiera que pueda aportarme algún dato, le estaré agradecido).

Allí donde se vea casona que remata en escudo con una cruz, una palma (rama de olivo), y una espada, es señal de que en tiempos albergó a una familia de la Inquisición. ...

Los tribunales inferiores estaban compuestos por inquisidores, fiscal, calificadores, receptor, notarios, médico, capellán, carceleros, alguaciles, etc. Desde las instrucciones de Torquemada de 1484, el número de componentes fue en aumento, lo que originó durante el siglo XVII algunas disposiciones intentando limitarlo. En 1646 se estableció para Aragón un número máximo de veintitrés personas por tribunal, lo que da idea de la crecida burocracia que llevaban consigo. 

Especial consideración merecen los llamados familiares, o personal laico al servicio del tribunal para la prestación de servicios diversos, que ya habían existido en la Inquisición medieval y que ahora adquieren una importancia notable. Estos individuos, provistos de armas y distinguidos con privilegios, formaron una especie de longa manu del tribunal y la leyenda les rodeó de un halo tenebroso como quintaesencia de la delación y el secreto. El cargo de familiar, para el que se extremaba la vigilancia en la limpieza de sangre, fue como otros muchos objetos de venta, y la propia Inquisición intentó en ocasiones aliviar sus necesidades económicas mediante esa venta de los oficios. Los familiares figuraron además agrupados en la Hermandad de San Pedro Mártir, organizada según una constitución de 1617, que habría de mantener hasta el final sus pretensiones de rango y distinción. Así en 1815, cuando tan sólo faltaban veinte años para que la Inquisición fuera suprimida, pidieron a Fernando VII que elevara la hermandad a la condición de una real Orden de Caballería, siéndoles concedidos por el monarca honores similares. 
-oOo-

El monstruoso infanticidio de Colmenar que conmovió a Madrid en el verano de 1906

Al niño, de ocho años, su padre y la novia de este le cortaron el cuello tras apuñalarle cuatro veces, por pedir un trozo de pan para saciar su hambre

Infanticidio
Abc - Clemente Roldan, su hijo Basilio, hermano del niño asesinado y Casimira, hija de la novia del padre. (FOTO)

La época estival, por desgracia, suele ser un periodo de multitud de crímenes, en todas sus vertientes. Desde hace mucho tiempo ya era una «horrible tradición» que conmovía a los ciudadanos año tras año con aterradoras historias de asesinatos.

Tal fue el caso de Nicolás, un niño de ocho años que perdió la vida a manos de su padre, Clemente Roldán, y la novia de este, Victoria Cobos, una noche de julio de 1906 en Colmenar de Oreja.

El suceso ocurrió así, tal como recogió ABC el 14 de agosto del año citado:
 
Clemente y Victoria volvían de una boda cuando se encontraron a sus hijos (el hombre tenía dos, Nicolás y Basilio y la mujer una, Casimira, fruto de anteriores relaciones), famélicos, suplicando un pedazo de pan. 

La pareja cogió a Nicolás y se lo llevaron a la cuadra. 

Allí ocurrió el escabroso asesinato. Victoria le dio cuatro puñaladas y no satisfechos con ello, el padre, le metió un trapo en la boca y le golpeó sucesivas veces, logrando destrozarle la mitad inferior de la cara. Además, dadas las ganas de sobrevivir del pequeño, que no se murió a pesar de estas atrocidades, terminaron con su vida cortándole el cuello. A los tres días, trasladaron el cadáver a un sitio denominado Los Arenales, depositándolo en una cueva que existía en su interior. Sus otros hijos, conscientes de todo lo ocurrido, estaban amenazados de muerte si decían algo.

Denunció la desaparición de su hijo

Clemente Roldán denunció la desaparición de su hijo y se presentó con la guardia civil en la cueva donde se encontraba el cadáver del pequeño Nicolás. Ante la poca claridad del suceso, el juez instructor ordenó la detención de Roldán y Victoria. Estos fueron descubiertos por el vigilante hablando a través de las celdas, lo que ayudó a llegar al trasfondo de los hechos. Clemente acusó a Victoria, que lo negó. Finalmente, a pesar de las amenazas, Basilio y Casimira narraron con todo detalle el crimen y la pareja fue condenada a los pocos meses.

-oOo-

COLMENAR Recupera los Gigantes y Cabezudos

Charanga Los Atufaos
Colmenar de Oreja desde mayo de 2010, recupera para las fiestas sus gigantes y cabezudos, con nueva imagen, nuevos materiales, y gracias a la colaboración desinteresada de algunas empresas , particulares, y sobre todo al empeño de la "Charanga Los Atufaos" ,  Asociación Musical Cultural empeñada en recuperar las tradiciones antiguas de nuestro pueblo, que en mayo de 2011 también ha recuperado el toro de fuego.

Desde esta, mi pagina quiero darles todo mi apoyo, y desde ella también animo a los ayuntamientos de la zona a contratar sus servicios para amenizar sus fiestas patronales porque estoy seguro que no se arrepentirán.

Pueden contactarlos en la siguiente dirección de correo: charangatufaos@hotmail.es

-oOo-

La Escultura de ALFONSO XIII

Estatua de Alfonso XIII

SIGNIFICADO DEL CONJUNTO ESCULTÓRICO “PUERTA DE LA HISTORIA DE COLMENAR DE OREJA”, DEL ILUSTRE ESCULTOR JUAN DE ÁVALOS.

El conjunto reproduce en el relieve de las dos hojas de la puerta, los cuatro hitos más importantes de la historia de Colmenar de Oreja:

  • La batalla que Aníbal sostuvo en el paraje de Valdeguerra en el año 220 antes de Cristo contra los vaceos, olcados y carpertanos, a quienes derrotó tras vadear el río Tajo
  • La definitiva conquista del castillo de Oreja por el emperador Alfonso VII en el año de 1139, y la promulgación del Fuero de Oreja en ese mismo año
  • La oposición manifestada por el Conde de Tendilla al nombramiento de Isabel (futura Isabel la Católica) como heredera de Enrique IV, en la puerta de la Iglesia de Santa María La Mayor de Colmenar de Oreja, donde pernoctaban el Rey y su sucesora, en el año 1468.
  • El espectacular crecimiento de Colmenar de Oreja, de su industria, de su comercio y de su agricultura desde el siglo XVII al XIX.

Este crecimiento dio lugar el 21 de febrero de 1922 a la concesión realizada por S.M. el Rey Alfonso XIII del título de ciudad a Colmenar de Oreja, que es el motivo de la escultura que preside el conjunto, y donde el monarca porta en su mano el Decreto del título, en ademán de dárselo a nuestro pueblo.

El conjunto central ocupa toda la rotonda 

Pulsar el enlace para ver las fotos sobre la fabricación y montaje del monumento  Fotos del Montaje

-oOo-

Los Chozos en Colmenar de Oreja

Chozo1

Los chozos son refugios tradicionales de agricultores y pastores.

Son testimonio de la sabiduría popular en lo referente al aprovechamiento de los materiales que les ofrecía el medio donde desarrollaban su actividad.

Chozo3
Estos refugios eran construidos con piedra, incluida la cubierta. Para ello iban levantando una hilera de piedra sobre otra, sin esquinas, reduciendo el diámetro de cada una de ellas hasta conseguir cerrarlas por su parte superior, lo que les confiere unas características y personalidad propia. Estos refugios daban resguardo a las gentes del campo, estando, a menudo, vinculadas a otras infraestructuras como corrales y cuadras.

 Los chozos se ubican en los parajes de Mingo Vela, Cuesta la Aceña, Llano el Encinar, Vallejondo y el Picacho en Colmenar de Oreja.

Chozo2
Chozo4
                            -oOo-

Nuestra Torre, ya tiene todas sus Campanas

Como todos sabemos hasta el año 2006 a nuestra torre le faltaban tres campanas ya que solamente tenía cinco cuyos nombres y peso recuerdo, para aquellos más jóvenes que no los conocen:

Campanas1


Cinganillo: 250 Kg.       

Agustina: 300 Kg.         

Stª Mª la Mayor: 500 Kg.

María: 750 Kg.        

Campanas2

Soledad: 1.403 Kg.

Esta última es más conocida como “Filomena” 

y de ella se decía:
Filomena me llamo / cien arrobas peso / el que no se lo crea / que me coja a peso


Campanas3

Una vez restauradas estas cinco, y con la aportación de más de 40.000 euros del Cuadro Artístico de Colmenar de Oreja, tras sus representaciones de “La ciudad no es para mí” y “Jesucristo Superstar”, se han adquirido tres nuevas campanas que cubrirán los huecos existentes y cuyos nombres y peso son:

Pilarica: 1.190 Kg. 

Teatrera: 664 Kg.  

Amparo:355 Kg.
 
En ellas además figuraran los siguientes textos:

Campanas4

Pilarica: A mí y a mis hermanas menores, Teatrera y Amparo, nos construyeron en el año 2006, con el dinero recaudado por el Cuadro Artístico de Colmenar de Oreja, siendo Papa Benedicto XVI, Obispo de la Diócesis D. Joaquín María López de Andujar y Canovas del Castillo, Cura Párroco D. Antonio Lucero Granizo y Alcaldesa de la Ciudad Dª Pilar Algovia Aparicio.

Teatrera: Mil horas de ensayo y trabajo de un grupo de amantes del teatro y de buenos vecinos; el Cuadro Artístico, que, con su constancia y esfuerzo desinteresado, hicieron sentirse felices a los colmenaretes que, fieles siempre, sufragaron con su presencia grandes proyectos. Dirigió el Cuadro, Julio Gostanza, el Cache.

Virgen del Amparo: Fuiste nuestro amparo y la patrona de Colmenar de Oreja durante muchos años. Del olvido te sacamos para que, con tu tañido, ampares cada día a quienes nacimos y deseamos morir en los brazos de Nuestro Señor Jesucristo.

-oOo-

Regalo de Colmenar de Oreja a los PRÍNCIPES DE ASTURIAS

Regalo Principes de Asturias
Una declaración institucional histórica

Entre las numerosas personalidades que suelen acompañar a nuestra Alcaldesa con motivo de las fiestas patronales, ha destacado siempre la presencia del Almirante Jefe del Cuarto Militar de la Casa Real, amigo personal que fue, también, de nuestro Alcalde Don Antonio García Fernández. Y la Alcaldesa de Colmenar de Oreja pidió al Excmo. Sr. D. Antonio González Aller-Suevos, Jefe del Cuarto Militar, al acabar el festival taurino del día 8 de mayo de 2004 que había presidido el propio Almirante, que transmitiese al Príncipe de Asturias el deseo de nuestra ciudad de hacerle un regalo con motivo de su boda, consistente en una tinaja (que vemos en la fotografía) de las que se fabricaban en Colmenar de Oreja.

A los pocos días, el Jefe del Cuarto Militar comunicó a nuestra Alcaldesa que el Príncipe había aceptado el regalo, y dio instrucciones de cómo podía hacérselo llegar, motivo por el que nuestra Alcaldesa propuso al Pleno del Ayuntamiento que realizase un declaración institucional sobre tal acontecimiento, declaración que se llevó a efecto en sesión plenaria del día 18 de mayo y que, por su interés, reproducimos íntegramente:

“La histórica y siempre firme y públicamente manifestada adhesión de Colmenar de Oreja a la monarquía, así como la contribución de su industria y comercio al florecimiento de la economía nacional, hicieron que Su Majestad el Rey Don Alfonso XIII otorgara a Colmenar de Oreja el título de ciudad en 1922.

Nuestra ciudad, monárquica por convicción, cree firmemente que la Corona es el símbolo de la unidad y permanencia del estado español, y nuestra ciudad mantiene y defiende cuanto disponen los artículos 56 a 65 de nuestra Constitución.
Así pues, la anunciada boda de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias Don Felipe de Borbón y Grecia, representa para la ciudad de Colmenar de Oreja un doble motivo de alegría : por un lado, como asunto de estado, porque es el primer paso para garantizar la sucesión de la Corona y de la dinastía de Don Juan Carlos I de Borbón y, por otro, porque es evidente que el anunciado enlace matrimonial entre Su Alteza Real y Doña Letizia Ortiz Rocasolano se basa en un sincero y profundo amor entre ambos, que aportará continuidad a la Corona y estabilidad al futuro Rey de España.

La acertada elección de esposa que acerca, aun más si cabe, la Corona al pueblo español, así como el adecuado momento del matrimonio al que, tras una metódica y estudiada preparación, llega Su Alteza en un estado de perfecta madurez, garantizan, igualmente, la existencia de un Jefe de Estado capaz de moderar y arbitrar el funcionamiento regular de nuestras instituciones y de representar, de la forma más adecuada, al Estado español en las relaciones internacionales.
La adhesión de la ciudad de Colmenar de Oreja a la Monarquía Española se ha visto en estos días recompensada con la aceptación del regalo que nuestro Ayuntamiento propuso a la Casa Real con motivo del feliz acontecimiento del enlace real. Así, una tinaja fabricada en Colmenar de Oreja, adornará el jardín de la vivienda del Príncipe de Asturias, junto con la siguiente leyenda, grabada en bronce :


A SU ALTEZA REAL EL PRÍNCIPE DE ASTURIAS Y A DOÑA LETIZIA ORTIZ ROCASOLANO EN EL DICHOSO DÍA DE SU MATRIMONIO

“Las tinajas conservan el equilibrio perfecto, ya que la arcilla ha sido distribuida en ellas de forma exacta”.

“En su formación se emplean nueve meses, el mismo tiempo que un niño en el vientre de su madre”


22 de mayo de 2004.

Por todo lo dicho, el Ayuntamiento y la ciudad entera de Colmenar de Oreja desean expresar su felicitación a Sus Majestades los Reyes de España por la boda de su hijo el Príncipe de Asturias, a quien todo corazón esta ciudad les desea felicidad, pues la suya será la felicidad de España

El agradecimiento real

Agradecimiento real

El día 27 de mayo, ya celebrada la boda, el Jefe de la Secretaría de S.A.R. el Príncipe de Asturias, Ilustrísimo Señor Don Jaime Alfonsín, anticipó el agradecimiento de los Príncipes de Asturias por la felicitación y el regalo. Y el día 2 de agosto de 2004 se ha producido el agradecimiento personal de los Príncipes, que se custodiará en una vitrina que, al efecto, se colocará en el Museo Municipal “Ulpiano Checa”, junto con el molde que sirvió de base para fabricar el grabado de bronce.

Colmenar de Oreja sigue haciendo su historia. La que se escribe día a día participando en los acontecimientos nacionales, felices o trágicos. Porque nuestra ciudad está viva y no quiere estar ajena a la historia de España

-oOo-

© Copyright SiteName. Todos los derechos reservados.
Juan Rodríguez Duran